miércoles, 24 de febrero de 2010

JAVIER GÓMEZ MONTERO


El 19 de febrero viernes, el departamento de Lengua castellana y Literatura tuvo el honor de recibir a Javier Gómez Montero, fue un auténtico placer escucharle.

Agradecer en primer lugar la buena disposición de toda la comunidad educativa hacia esta actividad que venimos realizando desde hace tanto tiempo. Gracias también a nuestros alumnos por su comportamiento y saber estar. Gracias también a los representantes del AMPA por hacer un hueco y compartir con nosotros esta grata experiencia.

Permitidme también agradecer y recordar la labor de mis compañeros de departamento: Juliana Pastor, Jacinta Negueruela, Irene Costa, María Pareja, Ángela Querol, Jorge Muruais e Ismael Murria . Sin su colaboración sería imposible llevar a cabo esta actividad tan importante para todos; tanto en la gestión administrativa que se realiza desde el mes de octubre, como en la preparación de los grupos de bachiller; tanto en el cuidado del protocolo de atención al conferenciante desde el momento en que llega a Benicàssim como en el cuidado de todos los detalles técnicos y de otra índole. Gracias a todos por vuestro interés en que año tras año todo salga bien.



Estamos recopilando información de nuestros alumnos, sus reseñas críticas, sus impresiones y en breve las iremos publicando. Mientras tanto aquí tenéis la presentación que se preparó desde el departamento y que realizó nuestra compañera María Pareja. Pronto publicaremos un vídeo resumen realizado por Ismael Murria.


Buenos días a todos:

En nombre del Departamento de Lengua castellana, es un privilegio recibir con una calurosa bienvenida a un eminente traductólogo y un punto de referencia en el estudio de nuestra lengua y literatura, el profesor Javier Gómez Montero, a quien agradecemos especialmente su presencia.


También nuestro agradecimiento al equipo directivo, al Ayuntamiento de Benicàssim, al personal docente y no docente de este Instituto, al Ministerio de Cultura y en concreto a la Dirección General del Libro. Gracias a su colaboración podemos disfrutar un

año más de un invitado muy esperado en el marco de los Encuentros que venimos celebrando año tras año y que, esta vez, nos permite tener entre nosotros a un investigador de prestigio.

El profesor Javier Gómez Montero es catedrático de Literatura en la Universidad Christiana Albertina de Kiel y del Centro de Estudios sobre el Renacimiento Español en su Contexto Europeo (CERES). Sus temas de investigación giran en torno a la literatura peninsular, la literatura del siglo XX, poesía y traducción, entre otros. Su campo de estudio se centra en la ficción renacentista a través de la literatura caballeresca y el diálogo narrativo. Una segunda línea de investigación trataría la subjetividad en la poesía modern

a y contemporánea, a propósito de la cual ha compilado varios volúmenes con traducción alemana. Por último, cabe destacar la serie de publicaciones del Taller de Traducción Literaria de Kiel, en la que, entre otros, en el 2007 vio la luz la Antología bilingüe de Antonio Gamoneda, poeta que un año más tarde tuvimos el honor de acoger en este recinto.

Nos encontramos, pues, con una figura cosmopolita, que recorre toda Europa en seminarios en los que la poesía y la traducción son protagonistas. Nos qu

edamos con su experiencia en innumerables universidades de todo el mundo y su afán de trazar puentes entre culturas y pueblos a través de la palabra. La idea de la universalidad y la mezcla de culturas siempre estuvo presente en su trabajo. Para el profesor su “proyecto, desde el principio, era hacer algo nacional, pero siempre con una fuerte proyección internacional”. La idea que rescatamos es que la universalidad no está reñida con las culturas, la diversidad o la competencia, porque la verdadera obra maestra se nutre de diversas voces y culturas que se inseminan recíprocamente.

Hoy nos hablará sobre la poesía y la ciudad, la influencia de las grandes metrópolis en los grandes escritores, los problemas de la traducción literaria y, en definitiva, nos aportará una buena dosis de sabiduría.

Quisiera terminar recordando la personalidad y la obra de Albert Camus, eminente novelista, dramaturgo, filósofo, ahora que se cumplen cincuenta años de su muerte. Su figura se agiganta cuando hijo del sol como a él mismo le gustaba llamarse, recordando sus orígenes argelinos, se erigió en la voz cómplice y hermana de los otros, los diferentes, los extranjeros y elevó esa palabra llena de la esencia de su propia vida, al encuentro co

n el otro, más allá de las lenguas, las fronteras, los regímenes políticos y las ideologías. En su discurso en Estocolmo con motivo del Premio Nobel dejó dicho:


Nunca he situado mi creación por encima de nada. Precisamente la necesito porque mi arte no me separa de nadie y me permite vivir, tal como yo soy, cerca de todos. El arte no es un placer solitario es una manera de emocionar al mayor número de person

as posibles, ofreciéndoles una imagen privilegiada de los sufrimientos y las alegrías comunes. Obliga al artista a no aislarse: le somete a la verdad de los hombres, la más humilde y la más universal.

Sin más dilación, doy paso a sus palabras. Gracias, Profesor, por su generosidad. Gracias a todos.



Nos hubiera gustado emplazaros a todos a la cita que teníamos con la poeta y también traductora, Olvido García Valdés. No ha podido ser. Por primera vez en tantos años, la crisis con sus reajustes económicos también ha llegado al Ministerio de Cultura; y la Dirección General del Libro, a una semana de la actividad nos ha comunicado que no podía ser.


Lo sentimos mucho, muchísimo. Sobre todo por nuestros alumnos que ya estaban deseosos de conocerla.



A continuación podéis leer el escrito que preparamos para la despedida del autor. Sirva también para finalizar el presente.


A. Colinas, Premio Nacional de Traducción en Italia en el año 2005 , afirma que la traducción es una labor intelectual de un alto nivel que exige un gran compromiso, llena de dificultades y que precisa de una sensibilidad especial para llevarla a cabo.

No nos cabe la menor duda de que Javier Gómez Montero, adquirió un serio compromiso vital al inclinarse por el estudio de las dificultades que entraña la traducción literaria. Agradecerle, pues, el afán por acercarnos a esa red entretejida de conceptos, sentimientos y pensamientos universales que revela la Literatura.

Tampoco Javier carece de sensibilidad, así nos lo ha demostrado cuando hablaba hace un momento sobre la influencia de la ciudad en la poesía.

Su universalidad y la pasión que denotan sus palabras nos deben hacer reflexionar sobre dónde debemos poner el acento, sobre qué es lo que verdaderamente importa. Nuestro querido profesor ha conseguido, sin duda, transmitirnos ese maravilloso deseo de trazar puentes entre distintas culturas y distintos pueblos.



Desde el Departamento de Lengua castellana y Literatura queremos agradecerle a Javier, su presencia y sus sabias palabras, que nos han hecho seguro, más humildes y mejores personas.

Un fuerte aplauso para nuestro profesor.




1 comentario:

Antonio dijo...

Sabéis que siento una sana envidia por esas actividades literarias que organizáis. En ese sentido, aún me queda mucho por aprender y se agradece que estéis ahí para contarlo.
Un saludo.