sábado, 28 de febrero de 2009

ENCUENTRO LITERARIO CON JULIA BARELLA Y SU LIBRO, AGUAS PROFUNDAS

Como Ulises, Julia Barella ha llegado a nosotros tras un viaje iniciático: las Islas, el desierto, las grutas bajo el agua... Escenarios de un viaje interior, en ocasiones doloroso. Allí los bodegones, la mirada hacia el detalle, donde pintura y poesía una vez más se identifican; donde la palabra se dirige hacia lo irreal, lo visionario, también hacia lo cotidiano.

Más adelante hemos visto a las mujeres supervivientes, protagonistas en La edad de los fantasmas.

Ella, como ave fénix, resurge y es voz simbólica de todas ellas. Voz simbólica, poética, metáfora de la mujer renovada, dueña ya de su tiempo.

Julia ha sido bienvenida a esta isla de poesía, como otros grandes poetas que también estuvieron entre nosotros.

Hemos escuchado su canto, como Circe que nos invita a la transformación y que nos seduce a través de la palabra.

Antonio Gamoneda decía -con motivo de la entrega del premio Aula de las metáforas al programa de RNE “La estación azul”-, que la poesía no va a transformar el mundo, pero sí intensifica las conciencias.

Estamos totalmente de acuerdo con él en que la poesía es una necesidad cultural y social que puede y proporciona grandes dimensiones a ese acto individual y solitario que es la lectura. Dimensión, me atrevería a decir, universal, pues universal es su lenguaje, un lenguaje que no conoce fronteras.

Muchas gracias a todos por acompañarnos en este día feliz.

En breve publicaremos la presentación de Irene Costa, entrevistas, vídeos, reseñas de alumnos etc. En la página del Instituto podéis ver las primeras fotografías (gracias también a nuestra queridísima Ana Ovando).

Como anticipo aquí tenéis Aviso a navegantes:





3 comentarios:

Ana dijo...

Los agradecimientos hay que darlos al departamento de lengua y literatura castellana que una vez más nos han regalado la presencia de una voz única.
Escuchar a Julia y aprender de ella es un lujo inolvidable; ver a los estudiantes absortos con sus palabras, como dicen por ahí, no tiene precio.
Gracias por organizar eventos como éste que enriquecen a toda la comunidad educativa.

Miguel dijo...

Fue realmente emocionante este encuentro. La poesía, la sensibilidad se palpa en el ambiente. Los rostros de los alumnos denotan un no sé qué que me hace afirmar que desde el departamente de lengua se ha hecho una estupenda labor. Y luego están las palabras de Julia...

Rebecca dijo...

Fue estupendo tener la visita de esta poeta en nuestro instituto.
Me encanto cuando recito sus poemas y nos contó como los creaba.

Y nada, dar las gracias al departamento de castellano por haberla traído y espero que los próximos años sigan invitando a otros autores.