sábado, 16 de mayo de 2009

CARME RIERA, UNA ESCRITORA UNIVERSAL


El pasado miércoles 13 de mayo, gracias al Departamento de LLengua Valenciana y a la Dirección General del Libro, conocimos a Carme Riera.
Doctora en Filología Hispánica, es profesora de Literatura Española en la Universidad Autónoma de Barcelona. Carmen Riera reflexionó sobre el proceso de creación en el escritor; hizo un recorrido a través de algunos de sus libros para explicar a nuestros alumnos el origen de sus novelas. Nos confesó que debe a su abuela el afán por fabular. En general, nos reveló, al igual que lo hizo Julia Barella semanas atrás, que los escritores son personas normales con cierta sensibilidad que les hace estar más despiertos en el camino de la vida. Habló sobre la génesis de la creación literaria, aconsejó estar atentos ante cualquier historia; habló de los sueños como fuente inagotable de creación; de sucesos, que ella transformó en novela incluso años después... La palabra como fuente generadora de nueva palabra.
Carme Riera, escritora universal, traducida a todas las lenguas, escribe en catalán y en castellano; recorre los continentes sembrando su sabiduría, su amor por Barcelona y Mallorca, por la literatura, por Albert Camus, José Agustín Goytisolo, Carlos Barral, Carmen Laforet, Jaime Gil de Biedma y tantos otros...
Colabora habitualmente en medios de comunicación, y en revistas científicas y culturales, así en El País, La Vanguardia, Quimera, El Sol, El Periódico, Ínsula y Revista de Occidente.
Mujer comprometida con su tiempo nos habló de la vida, de Camus, de Bolonia, de sus proyectos inmediato; nos amenizó la comida con múltiples anécdotas y pensamientos que revelan a una mujer clara, de talante francamente universal.
Un placer.

2 comentarios:

Cazadora de nubes dijo...

Ya tenía ganas de escuchar a esta fantástica escritora. Desde que leí su libro "Te deix, amor, la mar com a penyora" me cautivó al instante. Recuerdo que muchas veces me bajaba a la playa simplemente con su libro, mi música, una hoja y un lápiz, y esos objetos eran los que más me inspiraban a la hora de dibujar...

Incluso ahora, de vez en cuando, cojo el libro y me leo alguna de sus historias, las que no puedo dejar de recordar.

Por cosas como ésta me alegro de estudiar en este instituto.

Antonio dijo...

Tuve la ocasión de escucharla hace años en Valencia, cuando yo todavía era un estudiante. Recuerdo la emoción que ponía en sus palabras y cómo esa pasión se transmitía a los que allí estábamos. Veo que sigue con la misma fuerza, por muchos años.