miércoles, 11 de junio de 2008

LA COMEDIA DE LA OLLA de Plauto: Un éxito de trabajo en equipo



Hoy ha tenido lugar el esperado estreno de la adaptación teatral de La comedia de la olla, llevada a cabo por los alumnos de 2º de E.S.O. de la optativa de Teatro que imparte Irene Costa. Por la mañana a las 12´00h., por la tarde a las 20´00h, una jornada maratoniana para todos los implicados.

Un día de infarto, colofón del trabajo de todo un curso, las caras de satisfacción que vemos en la fotografía lo resumen todo: los alumnos se sabían el papel, con arrojo y valentía han estrenado por la mañana delante de sus compañeros de 1º y 2º y de los alumnos de 4º de latín y griego, por la tarde delante de sus familiares y amigos. Toda una experiencia que seguro tardarán en olvidar.

Algunos compañeros comentaban esta mañana lo sorprendidos que estaban respecto a algunos alumnos cuyo rendimiento no era el esperado en las clases cotidianas y sin embargo en el escenario lo habían dado todo. Es lo que tiene el teatro...







Un éxito de un buen trabajo en equipo:

Gracias a Andrea, sin ella la escenografía no hubiera sido igual; a Ana y a Lourdes, por el asesoramiento incluso "logístico in situ" (vestimenta, adornos, maquillaje...); a los técnicos del Ayuntamiento por su enorme paciencia; a las compañeras del departamento de lengua castellana, a la comunidad educativa etc.






El grupo de teatro ha estado fantástico, divertido, nos ha hecho reír y mucho, imbuidos como estaban del espíritu griego; también han sabido estar a la altura de las circunstancias y, en la segunda y última representación tenían reservada una grata sorpresa para Irene, la verdadera artífice de esta historia. Al terminar la obra le han dedicado unas palabras desde el escenario y le han entregado un precioso ramo de flores.

La emoción se respiraba en todos los rincones del Teatro Municipal de Benicàssim. Con besos y abrazos se han despedido de todos los espectadores, sin duda el esfuerzo ha valido la pena.

¡Enhorabuena!


PALABRAS PARA IRENE, DE SUS ALUMNOS DE TEATRO



Para nosotros, haber hecho esta obra de teatro ha significado conocer un poco más el mundo del espectáculo y conocer gente nueva. Este curso lo hemos pasado ensayando y memorizando todo el texto que teníamos que aprender.

Todos y cada uno de nosotros nos hemos reído, nos han reñido y nos hemos esforzado mucho.

Nuestro primer contacto juntos recordamos que teníamos mucha vergüenza, la profesora de teatro nos hizo juegos para perder la vergüenza y, como se puede comprobar, la fuimos perdiendo.

Y tras tanto esfuerzo hemos intentado interpretar La comedia de la olla lo mejor posible.

Queremos dar las gracias a nuestra profesora Irene Costa por toda su paciencia y todo el empeño que ha puesto en nosotros.



De tus alumnos: Rosana, Andrea, Alejandro, Iris, Anna, Raquel, Alberta, Anny, Alfredo, Laura, Sam, Claudia, Ylenia, Ana Belén, Andrés y Salva.



4 comentarios:

Ana dijo...

Mis felicitaciones a todo el grupo, a los alumnos que han estado fantásticos y a Irene que ha hecho una labor extraordinaria con ellos.

Iniciativas como esta, arriesgada, emocionante, enriquecedora, son las que devuelven la ilusión a muchos, estudiantes y profesores. Todos hemos aprendido con vuestra actuación, incluida la versión benicense de la toga romana ;-)

De nuevo, enhorabuena, sois un magnífico ejemplo de buen hacer.

Antonio dijo...

Felicitaciones también de mi parte para los alumnos, el departamento y los colaboradores. En estos días de ajetreo y trabajo desmesurado para todos, estas satisfacciones nos compensan todo "sufrimiento".

Marieta :D dijo...

Nos hubiera gustado poder asistir a ver la obra.
Pero ahora mismo estamos repletos de examenes dando los últimos retoques ya a este final de curso.
No me cabe la menor duda de que lo hicieron fantástico.

ANNA dijo...

¡¡¡Muchas felicidades por la obra!!!
Seguro que salió de marvilla.

Me acuerdo yo hace 4 años cuando cursé la optativa de teatro, que bién me lo pasé.
Al principio casi todos ibamos con mucha verguenza por si era un poco ridículo lo que haciamos, pero al final nos soltamos.

Qué pena no haber podido ir, pero como ha dicho María, estamos saturados de exámenes.