domingo, 28 de octubre de 2007

FRANCISCO BRINES: IV Premio de poesía Federico García Lorca



Francisco Brines, Paco para sus amigos, recibió la semana pasada el IV Premio de Poesía Federico García Lorca como reconocimiento a toda una obra poética o a toda una vida, que en este caso, viene a ser lo mismo. Este galardón de reconocido prestigio, nos trae a la memoria algunos hechos por los que también vale la pena estar en la enseñanza. El 13 de mayo de 1999 estuvo en nuestro Instituto y nos ofreció una interesantísima conferencia sobre su quehacer poético. Brines "veni, vidi et vinci". Asistimos, muy asombrados, a una humilde y gran lectura poética de su libro El otoño de las rosas, libro trabajado también por los alumnos de bachiller. Él respondió a todas las preguntas que se le iban formulando amigablemente, incluso algunos alumnos correspondieron con el recitado de sus versos. Se creó, de verdad, una atmósfera muy auténtica, por unos minutos allí sólo reinaba en comunión poesía y verdad. Más tarde, en la comida celebrada en el Voramar con algunos compañeros, conversó animadamente todo el tiempo y nos relató anécdotas muy divertidas. Nos quedamos, además de con sus poemas, con algunas ideas:
- El descubrimiento de la belleza en el mundo exterior a través de la poesía (así le sucedió con Juan Ramón Jiménez, Luis Cernuda...)
- El carácter metafísico y la cotidianeidad de la mayor parte de sus versos.
- La soledad vivida como andadura interior que le hizo madurar antes y ser cada vez más generoso con el mundo que le rodeaba.

Francisco Nieva, en la respuesta al discurso que Brines realizó sobre Luis Cernuda cuando ingresó en la RAE en mayo de 2006, acierta cuando dice que la novedad de la generación del poeta, la del 50, consiste en "la personalización lírica con que la situación es vivida,(...) la situación es un pretexto para que el poeta reaccione pensando o sintiendo".
Ciertamente creemos que la poesía de Brines es pensamiento y también sentimiento, tiene una aura especial que hace que se universalice, que nos sirva, y sirva también a las generaciones futuras. Enhorabuena al poeta, al pensador, al ser humano que encierra todo ese secreto.

Disculpad por la calidad de las imágenes, no son digitales en origen pero ilustran bien dos momentos de aquel encuentro literario y amigo.

2 comentarios:

Antonio dijo...

Desde luego, sois un departamento muy poético, algo encomiable en estos tiempos de prosa.
Por cierto, ¿vas a la reunión de selectividad el miércoles? Creo que no puedo ir y me gustaría que me contaseis cómo va. Así tendría la excusa para pasar un día por Benicàssim. Mi correo es repasodelengua[arroba]ono[punto]com.
Un saludo.

gemma dijo...

Aquí procuraremos que sean "buenos tiempos para la lírica", sin olvidar lo demás. Respecto a la reunión del miércoles irá mi compañera Irene Costa. Te mantendremos informado, no lo dudes. Hasta pronto.